Apoyamos procesos transformacionales considerando la coherencia ontológica de los seres humanos (Lenguaje, cuerpo y emociones); en contextos de cuidado, aceptación, respeto y confianza.  Por medio de lo experiencial, buscamos revelar en conversaciones y espacios de aprendizaje, la manera en que habitamos el mundo, los discursos y explicaciones que nos acompañan, el por qué de las decisiones que tomamos, las emociones que experimentamos, el cuerpo que sostiene nuestras acciones.

El momento histórico del coaching:

"Hemos ampliado nuestra capacidad tecnológica de comunicación y perdido nuestra habilidad para hablar desde el alma." 

 

Recobrando el alma como dominio de aprendizaje:

"El alma no es una cosa, es un lugar desde el cual hablar." 

 

El ritual:

"El ritual del coaching recobra lo sagrado del aprendizaje."

 

El contexto emocional del coaching:

"El coaching sucede en la experiencia de ser aceptado, respetado y tomado en cuenta. Sucede a través de un ejercicio de confianza." 

 

Las competencias del coach:

"Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas.  Ninguna de ellas es ajena al coaching."

 

* Tomado de "El Ritual del Coaching" de Julio Olalla.